latest news & announcements

Talleres de Astronomía – Periodo 2019

Talleres de Astronomía – Periodo 2019

Tenemos el agrado de informar a toda nuestra comunidad que se habilitaran las inscripciones, del primer semestre del año, para los siguientes talleres: Taller de iniciación a la Astronomía contemplativa (¡Nuevo!), Taller de instrumental Astronómico y Taller de Imágenes.

Cabe aclarar que para los talleres de Instrumental Astronómico y Taller de Imágenes, habrá cupos limitados, 7 activos y 3 suplentes o en lista de espera, por cada respectivo taller. Esto nos permitirá desde la organización del GAF ofrecer una mayor calidad en la formación de los estudiantes.

Oportunamente se comunicaran las fechas de las inscripciones para los próximos talleres; Taller de Fotometría Diferencial, Taller de Astrometría Relativa, Taller de Astrometría de Estrellas Dobles y Taller de Ocultaciones Asteroidales.

IMPORTANTE: Nota para tener en cuenta, dependiendo la cantidad de inscripciones que se realicen y del desarrollo de los talleres en el primer semestre, desde la organización del GAF se contemplara la posibilidad de repetir ambos talleres, es decir, Taller de Instrumental Astronómico y Taller de Imágenes.
 

Asteroid Day 2018

II Jornadas Día del Asteroide

Córdoba, 28, 29 y 30 de Junio de 2018

El 30 de junio de 1908 un bólido de aproximadamente 40 metros de diámetro cayó sobre la atmósfera provocando una detonación semejante a la de un arma termonuclear sobre la región de Tunguska, en la Siberia Rusa. A 110 años de distancia, investigaciones científicas sobre el evento de Tunguska han contribuido a concientizar sobre el peligro que representan para la conservación de la especie humana la colisión de asteroides con la Tierra.

Desde hace tres años, por iniciativa del Dr. Brian May (astrofísico y músico de The Queen), Danica Remy (Fundación B612), Grig Richters (cineasta) y Rusty Schweickart (astronauta del Apolo IX) se comenzó a celebrar el día del asteroide en esta fecha con la idea de promover el conocimiento público de estos objetos, especialmente de los asteroides cercanos a la Tierra, al mismo tiempo que se busca comprometer a distintas agencias científicas y espaciales, públicas y privadas, en su investigación y en el desarrollo de estrategias de mitigación ante una eventual amenaza de colisión con nuestro planeta.

En la ciudad de Córdoba el GAF (Grupo de Astrometría y Fotometría), integrado por aficionados y estudiantes de astronomía, ha realizado una intensa actividad de capacitación y observación en materia de asteroides. Hallazgos de asteroides, descubrimiento del sistema de anillos de Chariklo, determinación de periodos de rotación de asteroides, confirmación de descubrimientos de asteroides cercanos a la Tierra, observaciones astrométricas para la determinación de parámetros orbitales de asteroides y cometas, figuran entre sus logros obtenidos en los últimos años.

Pero, junto a esta actividad, el GAF ha desarrollado poco a poco una memoria sobre las contribuciones que han hecho a lo largo de la historia de la astronomía los aficionados. Así, por ejemplo, desde el joven Francisco Jorge Bobone a David Levy, pasando por Terry Lovejoy y Florent Losse, por mencionar sólo algunos, los astrónomos aficionados han realizado importantes contribuciones al conocimiento científico de los asteroides.

En este sentido, la propuesta de unas II Jornadas Día del Asteroide además de contemplar el desarrollo de actividades de comunicación pública del conocimiento de estos objetos, constituye una invitación a reflexionar sobre el trabajo colaborativo en materia de asteroides por parte de los astrónomos aficionados y su articulación con la comunidad astronómica profesional.

El fin de semana próximo pasado, se llevó a cabo la 2° Jornadas Día del Asteroide, en predios del Observatorio Astronómico Córdoba; con gran repercusión, y con la participación de expositores de otras provincias, como Andrés Chapman, de Buenos Aires, Astrónomo de Entre Ríos, y disertantes de la Ciudad de Córdoba como Marcos Santucho, Carlos Colazo, y el Dr. en Astronomía Martín Leiva.


 

Gaf rumbo a Casleo, San Juan

En la primera quincena del mes de Diciembre del corriente año, los integrantes del Club del Gaf realizarán un viaje a Casleo, prov. de San Juan, donde, una vez arribados, harán una visita al Observatorio El Leoncito el cual contiene el Telescopio de mayor apertura del país (2 mts).

La fecha de partida es el 9 de Diciembre, y retornando para el 11 de Diciembre, de 2017.
 

Reconocimiento del Gaf al Dr. Diego García Lambas

En la jornada de anoche, 21/11/2017, se llevó a cabo en el auditorio Mirtha Mosconi, el reconocimiento y la entrega de una distinción al Dr. Diego García Lambas, ex Director del Observatorio, por parte del Gaf. El Dr. fue impulsor, entre otras cosas, de la creación de este Grupo de Astrónomos Aficionados y Estudiantes, que llevó adelante esta iniciativa. La misma se produce en concordancia con la distinción que le realizó el Senado de la Nación por su importante aporte a la ciencia.
Participaron los integrantes de este cuerpo, el Gaf, con palabras alusivas, entrega de plaqueta recordatoria del momento, palabras de él, y recitado de poemas por parte de una de las integrantes del Gaf, y un brindis final.
La reunión de anoche estuvo plagada de entrañamiento y emotividad.

Una galaxia de canto

Esta colorida banda de estrellas, gas y polvo es, en realidad, una galaxia espiral llamada NGC 1055. Captada en esta imagen por el telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO, se cree que esta galaxia de gran tamaño es hasta un 15 por ciento más grande en diámetro que la Vía Láctea. Vista de canto, parece que a NGC 1055 le faltan los brazos característicos de una galaxia espiral. Sin embargo, muestra extraños giros en su estructura que, probablemente, fueron causados por una interacción con una gran galaxi
Desde la Tierra, podemos ver galaxias espirales a lo largo del universo, orientadas en distintas posiciones. Vemos algunas desde arriba (por así decirlo) o "de cara" -un buen ejemplo de este tipo sería la galaxia en forma de remolino NGC 1232-. Tales orientaciones nos permiten ver los brazos y los brillantes núcleos con mucho detalle, pero hacen difícil obtener información sobre su forma tridimensional.
 
Podemos ver otras galaxias, como NGC 3521, desde un ángulo. Aunque estos objetos inclinados comienzan a revelarnos la estructura tridimensional del interior de sus brazos espirales, comprender la forma general de una galaxia espiral requiere una vista de canto, como esta de NGC 1055.
 
Cuando las vemos de canto, es posible obtener una visión general de cómo se distribuyen las estrellas a lo largo de la galaxia —tanto en zonas de formación estelar como en áreas de poblaciones más viejas — y es más fácil medir las "alturas" del disco, relativamente plano, y del núcleo cargado de estrellas. La materia se extiende desde el brillo cegador del propio plano galáctico, alejándose, y volviéndose cada vez más observable sobre el oscuro fondo del cosmos.
 
Esta perspectiva también permite a los astrónomos estudiar la forma general del disco extendido de la galaxia y estudiar sus propiedades. Un ejemplo es la deformación, algo que vemos en NGC 1055. La galaxia tiene regiones con una peculiar torsión y desorden en su disco, probablemente causados por las interacciones con la cercana galaxia Messier 77 (eso0319) [1]. Aquí podemos ver esa deformación: el disco de NGC 1055 está ligeramente doblado y parece tener forma de onda a través del núcleo.
 
NGC 1055 está situado, aproximadamente, a unos 55 millones de años luz de distancia, en la constelación de Cetus (el monstruo del mar). Esta imagen fue obtenida usando el instrumento FORS2 (FOcal Reducer and low dispersion Spectrograph 2), instalado en la unidad de telescopio 1 (Antu) del VLT, situado en el Observatorio Paranal de ESO, en Chile. Proviene del programa “Joyas cósmicas de ESO”, una iniciativa de divulgación que pretende producir imágenes de objetos interesantes, enigmáticos o visualmente atractivos utilizando telescopios de ESO, con un fin educativo y divulgativo.
 
Notas
[1] Messier 77, también conocida como NGC 1068, tiene una región central muy brillante, alimentada por un agujero negro supermasivo. Es uno de los ejemplos más cercanos de lo que los astrónomos llaman galaxias activas.

Observan la primera luz de un fuente de Ondas Gravitacionales (Participación del OAC y el Gaf)

Por primera vez, un equipo internacional de astrónomos ha detectado ondas gravitacionales de la colisión entre dos estrellas de neutrones y ha podido seguir las consecuencias de este acontecimiento con varios telescopios.

El 17 de agosto, los detectores de los dos observatorios Ligo en Estados Unidos y del instrumento europeo Virgo -en Italia- registraron durante alrededor de 100 segundos diminutas ondas en el espacio-tiempo. Casi al mismo tiempo se produjo un estallido de rayos gamma, que fue seguido por 70 telescopios internacionales.

Gracias a este acontecimiento, los investigadores han podido profundizar en el comportamiento de las estrellas de neutrones, las más compactas del Universo. Distintas señales ponen de manifiesto la existencia de oro, platino y otros elementos químicos más pesados que el hierro en el entorno de la colisión. Según los expertos, esto apunta claramente a que gran parte de los elementos pesados surgen de la colisión o fusión de estrellas de neutrones.

 

 
"Es realmente emocionante vivir un acontecimiento así, que cambia nuestra comprensión sobre cómo funciona el Universo", dijo France Córdova, directora de la estadounidense National Science Foundation (NSF). Ésta financia los observatorios Ligo De Hanford (Washington) y Livingston (Louisiana), gestionados por el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y el California Institute of Technology (Caltech) en Pasadena.

 

Por otro lado, dos segundos después de que terminara la señal de las ondas gravitacionales, los telescopios espaciales "Fermi" e "Integral" registraron un estallido de rayos gamma. Los astronómos supusieron que ambos fenómenos tenían que estar relacionados entre sí, por lo que informaron a numerosos observatorios.

Así, diez horas después de la detección de las ondas gravitacionales, astrónomos de Chile descubrieron un nuevo punto de luz cerca de una galaxia en la constelación Hydra. En total, 70 observatorios, tanto en la Tierra como en el espacio, fueron redirigidos hacia la nueva señal, situada a una distancia de unos 130 millones de años luz. Los análisis de los datos obtenidos tendrán ocupados a los astrónomos durante un largo tiempo.

 

"Revolucionario"

Precisamente el Nobel de Física de este año fue para los estadounidenses Reiner Weiss, Barry C. Barish y Kip S. Thorne por la confirmación directa de la existencia de las ondas gravitacionales predichas por Albert Einstein hace un siglo. Hasta ahora, en las cuatro ocasiones en que se habían detectado las ondas gravitacionales la causa había sido la fusión de agujeros negros (ver además las declaraciones de la cordobesa Gabriela González, quien trabajó en el equipo).

"Esta primera detección de ondas gravitacionales a partir de la fusión de estrellas de neutrones es por sí sola extremadamente emocionante", señalan Karsten Danzmann, Bruce Allen y Alessandra Buonanno, del Instituto Max Planck de física gravitacional en Hanóver y Postsdam. "Pero la combinación con decenas de posteriores observaciones en el espectro electromagnético lo convierte en verdaderamente revolucionario".

Según dijo Danzmann a dpa, las estrellas de neutrones son "los cuerpos más complicados del universo". Estos son el resultado del colapso de una estrella masiva, que explota en una supernova. Con un diámetro de unos 20 kilómetros, poseen una masa que duplica a la del Sol y es 700.000 veces superior a la de la Tierra.

Una cucharita de té llena del material de las estrellas de neutrones tendría una masa de 1.000 millones de toneladas. Según los modelos teóricos, con esa densidad los electrones y protones acabarían fundiéndose, de modo que la estrella quedaría compuesta casi exclusivamente por neutrones. No obstante, aún quedan por aclarar muchos detalles físicos.

Estos descubrimientos marcan el nacimiento de la astronomía multimensajero, como se ha bautizado la investigación que combina el estudio de las ondas gravitacionales y las señales electromagnéticas. Gracias a ella quizá puedan hallarse nuevos cuerpos celestes. Otra de sus aplicaciones, según Bruce Allen de la AEI, podría ser medir la expansión del Universo -la Constante de Hubble- y desarrollar la correspondiente ecuación de estado para estrellas de neutrones.

 
 
  •  

Semana Mundial del Espacio 4/10 a 10/10/2017

Estimados amigos,

es un gusto contactarnos nuevamente con ustedes a fin de invitarlos a ser parte del evento en temática espacial más importante del mundo: la Semana Mundial del Espacio (World Space Week, WSW)
En 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el período del 4 al 10 de octubre como la WSW, una celebración internacional cuyo principal objetivo es mostrar la contribución de la investigación espacial en el desarrollo y beneficios para la humanidad. Centenares de eventos oficiales fueron ofrecidos por agencias espaciales, planetarios, museos, colegios, clubes y asociaciones de aficionados a la astronomía, universidades, y diferentes instituciones de bien público, a lo largo de decenas de países en los 5 continentes.
Todo esto motivado por el aniversario del alnzamiento del Sputnik, en Rusia, el 4/10/1957.

Argentina participa de la WSW desde 2007. En 2016 se lograron realizar casi 30 eventos en todo nuestro país. En esta edición, 2017, nos proponemos superar esa performance a fin de acercar la ciencia y la tecnología a la sociedad, en particular a los más jóvenes. 

Bajá el poster oficial desde:

http://www.worldspaceweek.org/media/poster/
El Club del GAF será protagonista de este evento mundial, ofreciendo disertaciones sobre aportes de la astronáutica, fundamentalmente sobre las misiones espaciales cuyas sondas tienen destino fuera del Sistema Solar (Voyager 1 y 2, Pionner 10 y 11, New Horizon).
El lugar de encuentro será en las instalaciones del Auditorio Mirtha Mosconi,
el día 10/10/2017, 21 hsen el Predio del Observatorio (entrada por la calle José de Calazans).

Para mayor infromación, contactarse a través de este mail: club.del.gaf@gmail.com.

Los esperamos. 

Ecuaciones diferenciales y el interior del Sol

Ecuaciones diferenciales y el interior del Sol
(23/08/2017) - Por Manuela Zoccal Academica Universidad Católica
 
 
Gracias a cuatro ecuaciones diferenciales simples, podemos calcular las propiedades físicas del interior de todas las estrellas.
 
Hace unos días escuchaba por radio la entrevista a una amiga de la Facultad de Matemática, a quien le preguntaban qué son y para qué sirven las ecuaciones diferenciales que ella estudia. La pregunta no es fácil de abordar en pocas palabras –aunque ella lo hizo a la perfección–. Dada la importancia que esas ecuaciones tienen en astrofísica, y en física en general, pensé que el tema merecía un poco más de espacio.
 
Las ecuaciones diferenciales son ecuaciones en donde la incógnita (o la x) que uno quiere encontrar no es un número, sino la variación de una cantidad física, en relación a otra. Por ejemplo, en una ecuación normal la incógnita podría ser la temperatura de la superficie del Sol, es decir x=5770 grados Kelvin. En una ecuación diferencial, en cambio, la incógnita podría ser la variación de la temperatura en el interior del Sol, desde el centro hasta su superficie. En este ejemplo, la solución de la ecuación es: la temperatura del Sol aumenta, de forma muy aproximada, 20 grados Kelvin por cada kilómetro desde la superficie hacia el interior.
 
Por sí sola, la ecuación no dice cuánto vale la temperatura en ningún punto del Sol. Pero si conocemos por otra vía (por ejemplo, con observaciones) la temperatura de la superficie solar, podemos calcular la temperatura en todo el interior del Sol. Fijar la temperatura superficial es, en otras palabras, determinar las "condiciones de borde", lo que permite resolver completamente el problema. Se entiende, entonces, que una ecuación diferencial es potencialmente mucho más poderosa que una normal, dado que la primera no entrega el valor de la temperatura solamente en un punto, sino en todos los puntos del interior del Sol, en este ejemplo.
 

Las estrellas son enormes esferas de gas: 75% hidrógeno, 24% helio, y trazas de otros elementos más pesados. Con la única excepción del Sol, todas ellas nos aparecen como puntos luminosos, aún con los telescopios más poderosos. Sin embargo, y gracias a cuatro ecuaciones diferenciales, conocemos de ellas la temperatura, la presión, la luminosidad y la masa, en cada punto desde el centro hasta la superficie. Esto vale para todas las estrellas, desde las más masivas –de hasta 100 veces la masa del Sol– hasta las más chiquititas, de una décima de la masa del Sol. Las cuatro ecuaciones son las mismas, pero las propiedades físicas de las estrellas terminan siendo distintas porque las condiciones de borde que imponemos al resolverlas también lo son.
 
La primera ecuación nos dice cómo debe variar la presión del gas en el interior de la estrella para lograr sujetar las capas más externas. Las capas externas de la estrella, debido a la gravedad, se caerían hacia el centro de no existir cierta presión que se lo impide. A esta ecuación la llamamos de "equilibrio hidrostático", y relaciona la presión con la masa del gas. Otra ecuación expresa formalmente la conservación de la masa, relacionando masa y densidad en cada punto del interior de la estrella. La tercera expresa la conservación de la energía, relacionando la energía que una estrella produce en su interior, debido a la fusión nuclear, con la energía que sale de su superficie en forma de brillo. Finalmente, la ecuación de "equilibrio térmico" relaciona el flujo de energía, desde el centro hacia la superficie, con la temperatura en todo punto. Simplificando: la energía producida en el interior de la estrella, al fluir hacia la superficie calienta todo el gas que encuentra en su camino. 
 
Son ecuaciones súper simples, cortas y bonitas, y aún así tan poderosas que nos han permitido desarrollar modelos que describen el interior de las estrellas –las chicas y las enormes–, y entender como nacen, viven y mueren.
 

Galileo y Kepler en Laputa

Representación de Laputa en la película "Castle in the Sky" de Hayao Miyazaki

Dos anagramas y una isla volante

En 1610, Galileo le envió a Julián de Médicis el siguiente mensaje cifrado: SMAISMRMILMEPOETALEUMIBUNENUGTTAURIAS, un anagrama de la frase que anunciaba su último descubrimiento astronómico.

El significado oculto del mensaje era: ALTISSIMUM PLANETAM TERGEMINUM OBSERVAVI (He observado el planeta más alto en triple forma). Se refería a Saturno (Urano, Neptuno y Plutón aún no habían sido descubiertos), y Galileo, a causa de la insuficiente potencia de su telescopio, había tomado los extremos de su anillo por un par de satélites.

Antes de que Galileo revelara su significado, Kepler intentó descifrar el anagrama y halló una solución que él mismo calificó de “bárbaro verso latino”: SALVE UMBISTINEUM GEMINATUM MARTIA PROLES (Salve, furiosos gemelos, prole de Marte). De este modo, Kepler llegó a la conclusión de que Galileo había descubierto un par de satélites marcianos. Lo asombroso del caso es que Marte tiene, efectivamente, dos pequeñas lunas (bastante furiosas, por cierto); pero ni Kepler ni Galileo podían conocer su existencia (no fueron descubiertas hasta 1877). Y tampoco Swift cuando escribió Los viajes de Gulliver, en 1726, a pesar de lo cual cuenta que los astrónomos de la isla volante Laputa han observado dos pequeños satélites marcianos, y los datos que da sobre sus distancias a Marte y sus períodos de traslación se aproximan notablemente a las cifras reales. Y esto solo es la mitad de la historia.

Unos meses después de enviarle su primer anagrama, Galileo le mandó otro a Julián de Médicis: HAEC IMMATURA A ME IAM FRUSTRA LEGUNTUROY, cuyo significado oculto era: CYNTHIAE FIGURAS AEMULATUR MATER AMORUM (La madre del amor emula las figuras de Cynthia). La madre del amor es Venus, y Cynthia es un nombre poético de la Luna: Galileo había descubierto que el segundo planeta mostraba unas fases cíclicas análogas a las lunares (una clara prueba de que Copérnico tenía razón).

También en este caso intentó Kepler descifrar el anagrama antes de que Galileo revelara su significado, y de nuevo halló una solución distinta: MACULA RUFA IN JOVE EST GYRATUR MATHEM ETC (En Júpiter hay una mancha roja que gira matemáticamente). Y de nuevo la “errónea” solución de Kepler resultaba cierta: en Júpiter hay, efectivamente, una gran mancha roja que gira de forma regular, y que no sería descubierta hasta 1885.

La probabilidad de que dos anagramas de más de treinta letras admitan por puro azar segundas reordenaciones significativas, y que esos significados intrusos se correspondan con hechos reales desconocidos en el momento de redactar y descifrar los mensajes, es tan pequeña que invita a buscar algún tipo de explicación. Puesto que no parece probable que Galileo y Kepler visitaran Laputa, ¿qué explicación se te ocurre? ¿Conoces o puedes crear otros anagramas de doble significado?


Carlo Frabetti

Más cerca de la Nebulosa de Orión



Este secuencia de vídeo inicia con una vista completa de la Vía Lactea y lentamente se acerca a la Nebulosa de Orión, una de las regiones de formación estelar cercanas más brillante. Al final se muestra una detallada nueva imagen de esta guardería estelar obtenida por el Very Large Telescope del European Southern Observatory.  

Páginas